lunes, 9 de abril de 2012

Gertrude Ederle

Nació en Nueva York el 23 de octubre de 1905. De niña, durante un viaje familiar a Alemania, se cayó en un lago. Juró que nunca más le tendrían que rescatar del agua. Aprendió, por supuesto, a nadar y, a partir de entonces, se dedicó a la natación en contra del consejo de los médicos. Un sarampión le había afectado el oído y el contacto con el agua la dejaría sorda décadas después.
Fue la primera mujer en cruzar a nado el Canal de la Mancha. Nadando al estilo crawl, recorrió el 6 de agosto de 1926 la distancia que separa Francia de Inglaterra en 14 horas y 31 minutos. A sus 19 años, Ederle batía esa jornada la marca de los cinco hombres que habían emprendido similar aventura antes que ella. Habrían de pasar otros 35 años antes de que otra mujer le arrebatara el récord femenino.
Pero Ederle siempre se juzgó imbatible en la travesía del Canal de la Mancha. Sus sucesoras lo cruzarían en menos tiempo, pero también nadaron una distancia menor. El mar de aquel 6 de agosto (se echó al agua en Cap Gris-Nez con bandera roja), las fuertes corrientes y la lluvia la alejaron del curso establecido, en torno  32 kilómetros, viéndose forzada a cubrir 56 kilómetros para tocar la costa inglesa.


Participó en los Juegos Olímpicos de 1924, con Oro en estilo libre. En la década de los 40 ya estaba completamente sorda. Pasó el resto de su vida dedicada a la enseñanza de natación a niños sordos. Murió el 30 de noviembre de 2003 a la edad de 98 años, sus restos están en el cementerio Woodlawn, en el Bronx, Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alguna sugerencia.........